Ciberbaiting: ciberacoso a profesores

Total
0
Shares

El ciberbaiting es similar al ciberbullying , con la diferencia de que en el ciberbaiting los acosados son los profesores. En este caso, el menor difunde contenidos comprometedores, extiende rumores, etc. sobre el profesor a través de Internet y las redes sociales con consecuencias que van desde la humillación del profesor, hasta su despido por la pérdida de control en el aula.

Además de esto se encuentran casos en los cuales los profesores sufren episodios de ansiedad y depresión debido a estas prácticas. De primera mano sé que hay alumnos que se toman esto a risa, ya que yo misma vi cómo algunos compañeros de clase en la ESO acosaron a una profesora en el aula hasta que acabó dándose de baja por depresión.

La táctica más común usada por el alumno es provocar al profesor con el objetivo de que este último reaccione de una manera violenta, grabarlo con el móvil, y luego amenazarle o chantajearle con divulgar el contenido. Es frecuente también que sin que el profesor se dé cuenta, los alumnos tomen fotos y las retoquen para burlarse de él bien en redes sociales o en aplicaciones de mensajería instantánea, como WhatsApp. Se llegan a organizar “grupos de odio” en las redes sociales, donde los alumnos solicitan que los docentes sean despedidos, además de crear perfiles falsos que contienen información difamatoria.

Este tipo de acciones están tipificadas en el código penal, y por tanto los alumnos pueden ser denunciados a la policía, aunque sean menores de edad.

La guía “Pasos para evitar el ciberbullying” indica que “según el Defensor del Profesor de ANPE el ciberacoso a docentes (ciberbaiting) se ha duplicado de 2015 a 2016, pasando del 9% al 19% los casos denunciados. Y han aumentado las amenazas en los de Primaria con cerca de 2.000 profesionales pidiendo ayuda el pasado curso”. La seriedad de esto se incrementa si nos paramos a pensar en dos cosas: por un lado, los alumnos de Primaria no superan normalmente los 12 años de edad; por otro, los padres muchas veces se ponen del lado del alumno (independientemente de la edad de este último), llegando incluso a ser cómplices de sus hijos al difundir las falsas acusaciones o rumores sin contrastar antes la información, y lógicamente empeorando así aún más la situación.

En 2017, el artículo “Teachers: Beware of ‘Cyberbaiting’” (“Profesores: cuidado con el ciberbaiting”), indicaba que, según un estudio de Symantec, un 21% de profesores habían sufrido ciberbaiting o conocían a alguien que había pasado por ese tipo de situaciones.

Dos de las principales causas son el aumento del uso de smartphones y el mayor acceso de la población a Internet. No obstante, estas dos causas pesarían menos si los menores estuviesen más educados en el uso de las nuevas tecnologías, una educación que pasa tanto por padres como profesores.

El problema en ocasiones puede venir derivado de la relación entre profesores y alumnos a través de las redes sociales, por lo que conviene reflexionar sobre su uso en el ámbito académico, además de reforzar la autoridad del profesor, quien con frecuencia se ve desprotegido ante este tipo de situaciones.

Medidas para evitar el ciberbaiting

  • Aunque el centro educativo no haya fijado reglas sobre el uso de la cámara del teléfono móvil dentro del aula, el profesor puede hacerlo.
  • Discutir con los alumnos sobre lo que significa ser un ciudadano digital y sus implicaciones con la clase, así como sobre las normas de etiqueta digital.
  • No generar amistad con los estudiantes en el medio online. El profesor es profesor y el alumno es alumno. No se trata de convertir la clase en una cárcel, pero sí de mantener una línea que no se cruce, para así favorecer el respeto entre alumno y profesor.
  • Discutir con otros profesores acerca del ciberacoso que sufren por parte de alumnos.
  • Que los profesores asistan a cursos, jornadas de formación, etc. que les ayude a ampliar sus conocimientos sobre este tipo de temas para poder tratarlos mejor con los alumnos.
  • Explicar a los niños y jóvenes los diferentes tipos de acoso en la Red.

Como bien se señala en el artículo “El ciberbaiting o acoso a profesores”, de Menores en red, “a la hora de hablar de la seguridad de los menores en Internet, no debemos centrarnos sólo en protegerlos de amenazas de terceros, sino también de ellos mismos […]”, mostrándoles los riesgos de este tipo de comportamiento.

A modo de conclusión, decir que debemos enseñar a los alumnos que los profesores también son personas que sienten y padecen; que aunque se pongan delante de toda una clase para hablar de temas que a muchos de los que se sientan frente a ellos no les interese, no significa que no tengan una vida más allá del aula con los problemas y preocupaciones que eso normalmente implica. Los insultos, los rumores, las provocaciones, etc., les pueden afectar tanto como a cualquiera de nosotros, y consecuencias como la depresión no son motivo de risa.

Y por último, como he señalado antes, la educación no pasa solo por el aula sino también por casa.

 

Bibliografía:

  • Estébanez, Álex (2017, enero). Pasos para evitar el ciberbullying. Consejería de Políticas Sociales y Familia y Dirección General de la Familia y el Menor.
  • Segu-info (2013, 19 de abril). #CyberBaiting: profesores acosados por nativos digitales. Segu-Info. Fecha de recuperación: 28/12/2018. Sitio web.
  • Menores en red (2013, 11 de marzo). El ciberbaiting o acoso a profesores. Menores en red. Fecha de recuperación: 29/12/2018. Sitio web.
  • Pascual, Juan Antonio (2014, 4 de mayo). Mi hijo practica Ciberbaiting. ¿Qué hago? Computer Hoy. Fecha de recuperación: 28/12/2018. Sitio web.
  • Magid, Larry (2011, 17 de noviembre). Teachers: Beware of ‘Cyberbaiting’. Fecha de recuperación: 28/12/2018. Sitio web.
3 comentarios
Deja un comentario
También puede interesarte