Los niños quieren ser youtubers de mayores

Total
0
Shares

¿Os parece correcto que un niño sea el youtuber mejor pagado del año?

Los niños ya no quieren ser futbolistas, superhéroes de Marvel o príncipes de cuento. En la actualidad, cuando le preguntas a un niño qué quiere ser de mayor tienes muchas posibilidades de que te responda: youtuber, o influencer. Cuando sale la lista de los diez youtubers mejor pagados del año, entendemos un poco mejor por qué esta opción es cada vez más atractiva entre los más pequeños de la casa.

Además, ni siquiera te hace falta ser mayor de edad para tener tu propio canal de YouTube. Y es que el youtuber mejor pagado de 2018, Ryan ToysReview, tiene siete años y ha ganado ha ganado la friolera de veintidós millones de dólares este último año, lanzando sus juguetes con la cadena Walmart.

Su canal se basa principalmente en hablar de juguetes y tiene la costumbre de subir un vídeo diario, casi siempre acompañado de sus millonarios padres y sus queridas hermanas.

Cuenta con más de diecisiete millones de suscriptores y ha conseguido un total de veintiséis mil millones de visitas entre todos sus vídeos. Uno de ellos hasta se ha colado entre los más vistos de la historia de YouTube, en el puesto treinta y nueve con casi dos mil millones de visualizaciones, y en tan solo un año sus suscriptores han crecido en dos millones y seis mil millones de visitas más que en 2017.

Creo que es necesario aprobar una ley que regule una actividad que, según tengo entendido, en muchas ocasiones traspasa la barrera del ocio y se convierte en trabajo.

11 comentarios
    1. Los niños youtubers, un fenómeno que empezó en Estados Unidos, hoy es un boom en España. Algunos padres, que graban a sus hijos abriendo juguetes o simplemente mostrando expresiones cotidianas de los pequeños, pueden generar ingresos superiores a los 3000 euros en YouTube. Las nuevas estrellas de YouTube son hoy un grupo de niños y niñas que, además de encantar a los adultos, han seducido al público infantil hasta lograr su fidelización. ¡Muchas gracias por tu comentario, Miguel. Un fuerte abrazo,

Deja un comentario
También puede interesarte