Los registros de Google y la importancia de las contraseñas

Total
0
Shares

Muchos son los beneficios que nos brindan los servicios de Google, Maps, Blogger, Youtube, Búsqueda por voz, Gmail, etc. Es una tecnología que usamos habitualmente y que nos acompaña en nuestro día a día. Saber dónde están los monumentos más famosos de una ciudad, consultar cualquier información en Internet, leer una receta de navidad, escuchar música de nuestros/as músicos/as favoritos/as.

Pero este acompañamiento guarda un registro que de los movimientos realizados con los mismos. Estos registros están orientados a ofrecernos experiencias más personalizadas y por lo tanto a un mejor aprovechamiento.

El problema viene cuando personas ajenas a nosotros/as acceden a ellos. Pueden desde ver lo que buscamos en Internet hasta ver nuestro historial de búsqueda para saber dónde hemos estado. A continuación, vamos a hablar de ellos, qué información guardan y que pueden saber de nosotros/as.

Google Maps

Todos/as hemos utilizado esta aplicación para localizar un sitio al que queríamos llegar. Este servicio a veces requiere de nuestra ubicación para funcionar. Para mejorar la aplicación Google guarda un registro de nuestra ubicación indicando la ruta y duración que hemos seguido, el medio de transporte que hemos utilizado o la estancia en una ubicación específica, además si ese sitio está dado de alta en Google, también mostraría el nombre del lugar.

Algunas veces cuando vamos caminando por cualquier sitio nos sale una notificación indicando que valoremos un sitio determinado por el que hemos pasado. Esto ocurre cuando tenemos la ubicación activada. Es aconsejable desactivarla cuando no la estemos utilizando pues a través de Google Maps se nos podría geolocalizar en tiempo real.

El problema de este registro estaría que, en caso de robo de contraseña o conocimiento de la misma, por cualquier circunstancia, permitiría saber al poseedor de la misma los sitios en los que ha estado, las rutas y medios que hemos seguido y nuestros hábitos.

Historial de navegación y aplicaciones

Cuando navegamos por internet con una sesión iniciada de Google (esto pasa cuando inicias sesión en cualquier servicio de google) se crean dos historiales de navegación distintos, uno de ellos se guarda en el dispositivo que estamos utilizando para realizar la conexión (móvil, ordenador, Tablet, etc) y otro se guarda en nuestra cuenta de Google. En este registro se guardan las páginas a la que nos hemos conectado y las horas a la que se produjeron dichas conexiones.

Ocurre algo parecido con las aplicaciones que tenemos instaladas en nuestros móviles y a los cuales tenemos asociado alguna cuenta de Google (las cuentas de Gmail que introducimos cuando nos compramos un móvil o cuando agregamos un correo nuevo en la opción Cuentas de nuestros Ajustes). En este registro, al igual que en el historial de navegación, se guarda las aplicaciones usadas y las horas a las cuales se usaron.

El problema lo encontramos que en caso de acoso, el poseedor/a de la contraseña sabría que aplicaciones usamos y cuando la usamos proporcionando al acosador/a la información que necesita para saber a través de cuál aplicación y a qué hora nos podría contactar.

Información del dispositivo

Otra cosa que permitimos a Google es saber que dispositivos utilizamos con nuestra cuenta. Para ello le damos acceso a nuestros dispositivos (móvil, Tablet, ordenador…). Con este permiso Google puede acceder a nuestros contactos, calendarios, aplicaciones y otros datos como el sistema operativo que usamos, la hora de encendido de los dispositivos o marca o modelo de los mismos.

De esta forma Google puede ofrecernos gustos personalizados en Play Música, sugerir alarmas, aplicaciones, etc.

Este registro que nos ofrece Google puede ofrecer una ventaja importante en caso de acoso, pues podemos saber a través de la opción Administrar Actividad si alguien está conectado/a a nuestra cuenta. Esto lo podemos saber al detectar un modelo de móvil o marca que no tenemos, un ordenador con un sistema operativo diferente al que usamos habitualmente o con el que sabemos que no nos hemos conectado.

Voz y audio

Otro registro de Google que tenemos que tener en cuenta es la búsqueda de voz y audio. Es registro almacena con fecha, hora y transcripción, las búsquedas que realizamos con voz en nuestro móvil o ordenador.

Esto permite a Google identificar mejor nuestro patrón de voz y entender mejor lo que decimos cuando realizamos la búsqueda. Esto se hace necesario cuando el dispositivo lo utiliza alguien que tenga problemas con el habla o simplemente cuando nuestro entorno tiene mucho ruido y queremos buscar algo con voz.

Si alguien accede a nuestra cuenta puede saber nuestras búsquedas, que dependiendo de lo que busquemos, puede comprometernos de diferentes maneras. Por ejemplo, si buscamos un lugar en concreto, estamos diciendo el lugar al queremos ir.

Estos no son los únicos registros que posee Google. Existen otros, pero a diferencia de los que acabamos de ver no se generan automáticamente. Tenemos que ser nosotros/as los/as que generemos dichos registros.

Debemos insistir en la importancia de la utilización de diversas contraseñas fuertes para los diferentes servicios que utilicemos no solo en Google, en todo lo que utilicemos en internet.
La pérdida de una contraseña puede hacernos muy vulnerables, sobre todo cuando dan acceso a registros tan sensibles como los que acabamos de ver.

5 comentarios
  1. Saludos.
    Buen tema sobre las contraseñas , cuanta más largas y con caracteres especiales , mejor.
    No usar las genéricas , ni las que se pueden sacar con una pregunta del tipo.
    ¿ Cuál es la ciudad de tus padres ?
    Porque si la gente sabe de donde son tus padres o de donde eres tu , pueden sacar la respuesta.

Deja un comentario
También puede interesarte