Redes sociales: cómo configurar las opciones de privacidad de manera sencilla

Total
2
Shares

Actualmente pasamos gran parte de nuestro tiempo en diversas redes sociales, pero, ¿sabemos a qué nos exponemos mediante su uso y cómo configurar las opciones de privacidad para mantener nuestra información segura?

A continuación, explicamos cómo configurar las opciones de privacidad y seguridad de algunas de las redes sociales más conocidas.

Instagram

De manera predeterminada, Instagram permite que cualquiera pueda ver las fotos y vídeos que publicamos. Para evitar esto, es necesario activar la opción “cuenta privada”. Esto lo hacemos de la siguiente manera:

  • Accedemos a nuestro perfil en Instagram.
  • Clicamos en el menú principal en la esquina superior derecha.
  • Una vez ahí, clicamos sobre la opción “configuración”; bajando un poco encontraremos la opción “cuenta privada”.

De esta manera, solo aquellos a quienes hemos dado permiso podrán ver nuestras publicaciones, nuestro mapa de fotos (permite que las personas que nos siguen puedan ver la posición geográfica de las fotos que realizamos; hay que tener en cuenta que esta opción revela nuestros hábitos y patrones de conductas), las publicaciones con hashtag y los “me gusta” que damos a otros usuarios (a no ser que demos “me gusta” a un post de una cuenta pública). Como característica adicional, si mencionamos a alguien que no es nuestro seguidor, esa persona solo verá una parte del comentario.

Para permitir que un usuario nos siga, debemos ir al apartado “actividad”, representado en la versión más actual de Instagram con un corazón, y ahí podremos ver las solicitudes de seguimiento que tenemos. Clicamos entonces sobre la que nos interesa y le damos a “confirmar” o “eliminar” según veamos conveniente.

Antes de denunciar se recomienda leer la política de privacidad de Instagram y las condiciones de servicio (las cuales encontramos en el menú de configuración). Si queremos denunciar a un usuario, debemos buscar su perfil, y en el menú que aparece en la esquina superior derecha encontraremos la opción “denunciar”, donde podremos seleccionar el motivo. En el mismo menú encontramos la opción “bloquear”; la podemos usar si queremos que un usuario en particular deje de seguirnos.

Instagram cuenta con un apartado de ayuda para realizar estas configuraciones.

Facebook

Algunos datos estarán siempre disponibles públicamente, como el nombre o la foto de la biografía, pero otros muchos aspectos sobre privacidad sí se pueden configurar. Para ello, debemos:

  • Acceder al icono en forma de triángulo que hay en la esquina superior derecha; hacemos clic y buscamos la opción “configuración”.
  • Dentro de “configuración”, seleccionamos “privacidad” en el menú que aparece a la izquierda de nuestras pantallas.

La configuración de privacidad por defecto de la red social permite que solo nuestros amigos vean lo que publicamos. Sin embargo, cualquiera puede enviarnos solicitudes de amistad, buscarnos en la red social por medio del correo electrónico o el número de teléfono…

Desde el menú de privacidad podemos configurar todo esto. Lo más recomendable es establecer una configuración lo más restrictiva posible. Por ejemplo, en el apartado “Tu actividad” podemos elegir quién puede ver nuestras publicaciones si clicamos en la opción “editar”; si seleccionamos “público”, todo el mundo podrá ver nuestras publicaciones.

Es recomendable seleccionar “no” en la opción que nos pregunta si queremos que los motores de búsqueda (Google, por ejemplo) enlacen nuestro perfil fuera de Facebook.

Volviendo al menú que aparece en el lateral izquierdo de la pantalla, si seleccionamos “Biografía y etiquetado”, podremos configurar quién puede ver nuestra biografía y publicar en ella, quién podrá etiquetar nuestras publicaciones, y activar las sugerencias de etiquetas para que cuando nos etiqueten, digamos si queremos ser etiquetados o no.

En el apartado “Bloqueo” podemos denegar el acceso a aquello que no queramos que interactúe con nuestro perfil (se aplica tanto a páginas como a personas).

En “Aplicaciones y sitios web” podemos ver en qué aplicaciones nos hemos registrado con nuestro perfil de Facebook. Para ver los permisos que tiene cada una, debemos clicar en aquella sobre la que deseemos ver la información. Si hay alguna que ya no usamos, es recomendable eliminarla.

En el menú “Anuncios” podemos controlar la publicidad que Facebook nos va a mostrar. Es recomendable revisar este apartado con cierta frecuencia, ya que aquí queda almacenada toda la información sobre nuestros gustos y preferencias que los comerciantes y empresas usarán para mostrar sus anuncios.

Facebook también proporciona una página de ayuda en caso de tener dudas sobre las configuraciones mencionadas.

Twitter

Para configurar la privacidad de Twitter debemos acceder a nuestro perfil a través de la imagen de nuestra foto situada en la esquina superior derecha; ahí seleccionamos “Configuración y privacidad”.

En la parte izquierda de la pantalla aparece un menú con diferentes opciones. Si accedemos a “Contraseña” podremos cambiar nuestra contraseña actual.

En “Cuenta” encontraremos un apartado dedicado a la seguridad, donde podremos configurar la verificación de inicio de sesión. Esto consiste en que después de iniciar sesión, Twitter nos solicitará información adicional para confirmar nuestra identidad. Podemos activar también la verificación de restablecimiento de contraseña, de manera que se nos solicitará información personal en caso de querer restablecer la contraseña.

En “Privacidad y seguridad” encontraremos las opciones principales de configuración de privacidad, como, por ejemplo:

  • Hacer que nuestros tweets sean privados (opción “proteger tus tweets”).
  • Activar o desactivar la opción de dar a conocer la ubicación desde la que publicamos un tweet.
  • Decidir quién nos puede etiquetar en fotos.
  • Seleccionar quién nos puede encontrar a través de nuestra dirección de correo electrónico y/o número de teléfono.
  • Administrar nuestros contactos.
  • Decidir de quién recibimos mensajes directos.
  • Ocultar contenido que pueda herir la sensibilidad de terceros.
  • Eliminar cuentas bloqueadas y/o silenciadas.
  • Decidir si queremos que se nos muestre contenido multimedia que pueda contener material delicado o que pueda herir la sensibilidad de algunas personas.

En “Notificaciones por correo” podemos configurar en qué casos queremos que Twitter nos envíe correos electrónicos.

En “Aplicaciones y dispositivos” vemos qué aplicaciones tenemos conectadas a nuestra cuenta de Twitter. De igual manera que con Facebook, es recomendable eliminar aquellas que ya no utilicemos y revisar los términos de uso y privacidad de aquellas que tenemos conectadas.

En “Tus datos de Twitter” podemos ver el tipo de anuncios que Twitter ha estimado como interesante para nosotros según nuestra actividad en la red. Esto se puede configurar clicando en “Ver todo”, justo al lado del número de intereses que Twitter nos indica que ha identificado.

WhatsApp

En la esquina superior derecha de la pantalla encontramos un icono con tres puntos; pulsamos sobre éste y accedemos a ajustes. Las opciones de privacidad las encontraremos en “Cuenta”. Aquí podemos configurar quién puede, por ejemplo, ver la hora en la que accedimos por última vez a WhatsApp y la lista de los contactos que tenemos bloqueados. Podemos activar y desactivar también la opción “Confirmación de lectura” para que la persona que nos envía un mensaje sepa si lo hemos leído o no.

Si usamos la última versión de la app, la configuración cifrado de extremo a extremo está activada por defecto, lo cual hace las conversaciones más seguras. Si queremos comprobar que esta configuración está activada, debemos hacer clic cobre el nombre del contacto con el que queremos hablar, seleccionamos la opción cifrado y nos aparece un código QR[1] que podemos usar para comprobar si la conversación ha sido interceptada.

YouTube

En primer lugar, una vez en la pantalla de inicio, debemos hacer clic sobre la imagen de nuestro usuario y seleccionamos “Ajustes”.

En “Cuenta” podremos ver el correo electrónico con el que hemos iniciado sesión. En “Notificaciones” tendremos la opción de decidir qué tipo de correos electrónicos queremos recibir por parte de YouTube, así como el idioma preferente.

En “Historial y privacidad” podremos elegir quién puede ver los vídeos que nos gustan, las listas de reproducción guardadas y nuestras suscripciones.

En “Configuración avanzada”, si buscamos el apartado “Feed de actividad” (el cual pronto dejará de estar disponible), podremos configurar lo que se muestra a las personas que están suscritas a nuestro canal. Esto puede ser información como cuando le damos “me gusta” a un vídeo, o cuando añadimos un vídeo a una lista de reproducción pública. Aquí también encontramos la opción para eliminar nuestro canal.

 

[1] Es una especie de imagen que contiene datos codificados. Hay numerosas aplicaciones que podemos descargar de forma gratuita para acceder a la información codificada.

 

Bibliografía:

4 comentarios
  1. Saludos , tener en cuenta que las licencias de privacidad suelen ser más largas , enrevesadas , lo cual no significa que estemos del todo protegido aunque nos leamos todo el contrato y sepamos de leyes internacionales enfocados al ámbito digital.
    De todas las expuestas , solo uso whatapp por temas de trabajo y por la familia , prefiero Synal que tiene mejor cifrado de datos confidenciales.

Deja un comentario
También puede interesarte