La robótica destinada a la educación se ha convertido en una moda y nos invita a reflexionar si puede o no ser pasajera.

Hay que tener en cuenta la importancia que tendrá la robótica y específicamente la programación en el empleo del futuro, por lo que es importantísimo que ya desde muy temprano los alumnos tomen contacto con la robótica y empiecen a desenvolverse en esta disciplina a través de las diferentes materias que se imparten en clase.

Por otra parte, la robótica no se trata solo de un trabajo mental, sino que también nos ofrece la oportunidad de aprender haciendo, las prácticas con robots nos motivan a afrontar problemas y ser persistentes hasta conseguir nuestro objetivo. Además la robótica permite el desarrollo de diferentes competencias que, como hace alusión el autor, están hoy en día muy reclamadas en el mundo laboral, competencias tales como trabajo en equipo, creatividad, liderazgo, tolerancia a la frustración, etc.

Para llevar a cabo prácticas en robótica educativas se necesita de programas informáticos que realizan la programación de los robots y hacen que estos funcionen, además es necesario familiarizarse con partes esenciales de la robótica como por ejemplo las placas de Arduino o incluso barajar la posibilidad de utilizar apps para el móvil en las que únicamente podemos hacer un lenguaje sencillo de programación para aquellos alumnos que no tengan la oportunidad de disponer de robots con los que programar.

Los jóvenes suelen ser más lanzados para este tipo de actividades informáticas aunque vean un futuro trabajo en la informática como algo complejo, es por ello por lo que deben tomar contacto con estas materias desde muy temprana edad.

Es fácil integrar actividades de robótica en asignaturas como matemáticas, ciencias naturales o tecnología, pero es posible adaptar estas actividades a todas las asignaturas, incluso a asignaturas de letras como la historia. Un ejemplo de una actividad de robótica en la materia de historia seria la siguiente:

Nombre de la actividad: El reparto de África

La consiste en diseñar un mapa de África político a escala A1 cuadriculado, en el que se muestre el proceso de repartición del continente que tuvo lugar en el siglo XIX, para posteriormente programar un robot mbot y que dicho robot sea capaz de delimitar y marcar las zonas que corresponde a cada potencia.

Si nos metemos de lleno en la actividad, lo que haremos es que los alumnos diseñen mapas de la repartición de África en los que superpongan unas cuadriculas. Posteriormente deben programar el robot para que este se mueva por el mapa a través de las cuadriculas y a su vez vaya pintando una serie de líneas rectas que delimiten las zonas que pertenecen a cada potencia, luego deben añadir los nombres de las zonas y sus principales recursos económicos  o estratégicos con cartulinas del color asignado a cada potencia.

Objetivos:

  • Reforzar y profundizar los contenidos impartidos previamente sobre el reparto de África en el S.XIX.
  • Fomentar la independencia del alumno y la búsqueda tanto individual como colectiva de información.
  • Desarrollar la creatividad en el alumno.
  • Desarrollar capacidades informáticas y sobretodo de programación en el alumno.
  • Suscitar interés en el alumno para incentivar su participación en clase, tanto individual como de forma colectiva.
  • Inculcar el interés de la materia de Historia en el alumnado a través de las nuevas tecnologías.

Material necesario para realizar la actividad:

  • 5 robots mbot
  • 5 mapas a escala A1
  • Rotuladores de punta gorda de diferentes colores
  • Cartulinas de colores.

Tiempo necesario para realizar la actividad:

El tiempo de la clase estimado seria de 2 horas, una hora destinada a explicar al alumnado como se debe realizar la actividad y solventar dudad, y otra hora destinada a, una vez realizada en casa la programación y el mapa por parte de los grupos de alumnos, evaluar el trabajo que se ha realizado activando los mbot y viendo si el resultado de la programación y la repartición del mapa han sido correctos.

Evaluación de la actividad:

Se evaluará, como ya hemos expuesto al final del apartado anterior, el resultado de la programación previa de los alumnos en casa y la repartición del mapa.

 

Por último, es necesario mencionar la poca preparación del profesorado en general en este campo de la robótica y las nuevas tecnologías aplicadas a las aulas. Por lo que sería conveniente una preparación del profesorado en estas materias para que adapten cuanto antes sus clases a las nuevas tecnologías, que son una pieza importante en el futuro profesional de los alumnos.

7 comentarios
  1. Por Internet hay un montón de proyectos con la placa base Arduino que se programa con programa Scratch que permite a los alumnos construir sus propios robores para realizar tareas programadas.
    La programación con Scratch es relativamente fácil , a mis sobrino le enseñe un poco a programar con esta herramienta y les gusto mucho.
    Hay proyectos en los centro educativos y en algunas academias privadas que inician a los jóvenes y no tan jóvenes en esta tecnología tan divertida.
    También hay proyectos conjuntos en el sistema educativo y las fundaciones para el desarrollo tecnológico que ofrecen la posibilidad de crear pequeños proyectos de este tipo.

Deja un comentario
También puede interesarte