Dice un mito, tan antiguo como falso, anterior incluso al nacimiento de la red, que solo empleamos un 10% de nuestra capacidad cerebral…

Y aunque como digo es falso, bien podría ser cierto para la inteligencia (o capacidades) de la tecnología actual.

Veo cómo una pareja muy cercana y sin hijos que acude a un comercial para contratar una conexión a Internet es disuadida de emplear una oferta low-cost de 50 megas de velocidad, porque es una conexión “muy lenta”. ¿Sabe el comercial (me temo que sí) que hasta época muy reciente la mayoría de las conexiones vía ADSL/ADSL2/ADSL2+ bajaban a la velocidad máxima de 24 megas y que aún así era perfectamente posible navegar, ver videos, chatear, escribir correos y realizar casi cualquier actividad en la red? ¿Sabía el comercial que estas personas hacen un uso muy reducido de la red, no necesitan una conexión simétrica, no están interesados en streaming de video o audio en alta definición y 50 megas permiten de sobra la mayoría de servicios actuales como Netflix, Amazon Prime Video, HBO o Spotify?

Otro ejemplo, soy informático, creo que aprovecho y exprimo casi al tope las posibilidades de mi terminal, puedo hacer practicamente de todo, no me veo limitado y tiene una velocidad de ejecución de aplicaciones y navegación muy aceptable. Recientemente se apago y no conseguía reiniciarlo y estuve tentado de renovarlo. Dicho terminal costó aproximadamente 200€, y al mirar encuentro la siguiente versión (de este mismo año) por solo 130€ y con mejores características. Sin embargo veo a personas alrededor con un uso mucho mas limitado (a veces ceñido al correo, navegación, wassap y poco más) adquiriendo terminales por el triple, cuatrupleo o quintuple de precio….

Soy de la generación de los primeros ordenadores (micro ordenadores, Amstrad, Spectrum, MSX…), con 64 ks de memoría (lo que hoy ocupa una simple imagen), donde sus posibilidades eran exprimidas al máximo. Donde quienes querían ir mas alla dejaban de lado el Basic y aprendían lenguaje (código) máquina, instrucciones escritas directamente al procesoador, para ganar en velocidad y ahorrar espacio.

Una generación que ha visto como la tecnología ha crecido exponencialmente en capacidad, en memoría, en herzcios (velocidad), en conectividad (Internet), en inteligencia (big data, inteligencia artificial, etc…), … en todo. Pero sin que esto haya ido de la mano de un aprendizaje, de una familiarización con tecnología que permita aprovechar sus posibilidades de uso y de transformación del mundo y de la sociedad en otros mas justos, mas conectados, mas desarrollados. Que ha visto la conversión de usuarios a consumidores donde las técnicas mas avanzadas (como big data) se emplean desde el lado oscuro en conseguir mejores perfiles, en preveer las intenciones de compra, en fomentar la compra consulsiva, el ocio de masa y la evasión y el hedonismo como proridades.

Una tecnología que no avanza en una dirección positiva sino en dirección contraria y cada vez a mas velocidad. ¿Podremos algún día cambiar el rumbo?

Les dejo con esta reflexión. Y volviendo al comienzo del artículo, otro día hablaremos del mito de que internet fue creada por el ejército de EEUU como una red creada especificamente (por su descentralización) para resistir un ataque nuclear

8 comentarios
  1. Me ha encantado tu post Jesús, he estado trabajando durante 13 años en telemarketing, vendiendo y asesorando sobre productos tecnólogicos (Adsl/Fibra). Aún recuerdo cuando comenzó a instlarse la Fibra Óptica en España y había clientes enfadados por querer ser los primeros.
    Yo creo que esto es problema de una sociedad consumista, que se nos ha ido de las manos…pero es por falta de información y por eso es tan necesaria vuestra ayuda.

  2. Interesante la reflexión, tienes razón en este post sobre querer tener más y más de lo ultimo. Culpa de esto es por la desinformación de los usuarios y la publicidad invasiva que te incita a comprar sus productos porque así estarás al día.
    Todo marketing, pero todo el mundo no puede estar especializado en todo, que locura necesitaríamos por lo menos 120% de nuestra capacidad cerebral.
    Por eso los que al menos estamos algo informados, ante la duda tiramos de post, tutorial, foro, etc… antes de aventurarnos a algo que desconocemos..

  3. Efectivamente, la tecnología avanza, pero no así su conocimiento de ella por la mayoría. Quizás por dejadez, quizás porque hay gente que lo ve lejano, o incluso que consideran que no son los suficientemente inteligentes para usarla o aprender a usarla, pero es algo que nos rodea, por tanto debería ser de obligatorio aprendizaje y uso. Gracias por el post.

Deja un comentario
También puede interesarte