¿Una oficina en la nube? Sí, gracias

Total
3
Shares

Muchos somos los que trabajamos con ordenadores y necesitamos también muchos de nuestros documentos e información en otros lugares fuera de los ordenadores en los que lo hacemos. Antes lo que hacíamos era tener un pendrive con toda la información e ir paseándolo por todas partes, ahora, tenemos otra forma de hacerlo, y en este artículo quiero hablar de estas opciones

Necesito trasladar mi información

Como he comentado es muy habitual que trabajemos con ordenadores, pero que necesitemos la información en un lugar diferente al ordenador en el que la hemos elaborado. Existen diferentes opciones, desde las más clásicas a cosas más modernas

El clásico Pendrive

Ese aparatito que metemos en el USB y usamos para mover nuestra información. En esencia trabajamos de forma normal y vamos guardando nuestra información en este soporte. Esta forma de trabajar tiene como principales ventajas que siempre vamos a tener en nuestro poder una copia de la información y podremos trasladarla e introducirlo en prácticamente en cualquier equipo ya que todos cuentan con entrada de USB.

Sin embargo, desde mi punto de vista tiene unos serios problemas. La información en el Pendrive puede dañarse, podemos perder nuestro aparatito, además nos encontramos con el problema que si lo metemos en un equipo infectado con virus, seguramente terminemos trasladándolos a los demás equipos.

Correo electrónico

Otra forma muy común de transmitir información de un dispositivo a otro es simplemente adjuntar el archivo que queremos enviar y enviarlo por correo electrónico a nuestra cuenta o a una cuenta que tengamos para poder usarla en cualquier lado.

Con este método nos quitamos el problema del Pendrive en cuanto a que pueda estropearse, los virus, y en esencia podemos tener nuestra información en cualquier parte.

Como siempre tenemos ciertos inconvenientes, como por ejemplo el hecho de tener que adjuntar el archivo, normalmente los correos electrónicos tienen una limitación de espacio, el cual es bastante pequeño y no nos permite adjuntar mucha información (cosa que si podíamos hacer con el Pendrive). Además normalmente no podemos enviar un correo a la misma dirección, por lo que necesitaremos otra cuenta de correo auxiliar (si no nos permite guardarlo en el borrador). Y por supuesto tendremos que descargar una copia y reenviar una copia cada vez que hagamos alguna modificación. Hay que recordar que dejamos una copia en donde la descarguemos, por lo que recomendaría borrarlo.

Espacios de Almacenamiento en la nube

Aquí pasamos a un paso más, en esta ocasión estamos hablando de que tenemos una especie de disco duro en la nube que nos permite guardar información, estoy hablando de Drive, DropBox, Mega etc. Que son en esencia discos duros en donde podemos guardar información en internet.

En este caso funciona como cuando usamos un Pendrive, pero con la diferencia que no lo guardamos en un “aparatito” físico, sino que lo guardamos en internet. Aquí tenemos las ventajas de los Pendrives sin sus desventajas, lo cual supone una de las formas más habituales de trabajar.

Sin embargo, también tenemos algunos inconvenientes. Como sucede con la mayoría de los métodos anteriores, tenemos que descargar el archivo para trabajar con el y acordarnos de subirlo de nuevo y sustituirlo.  En cuanto a espacio de almacenamiento, depende de cada proveedor y es cuestión de buscar, pero en general ofrecen bastante espacio.

Trabajar en la red

Lo último y desde mi punto de vista más recomendable siempre que podamos es trabajar directamente en internet. En este caso estoy hablando de por ejemplo usar las aplicaciones que nos permiten trabajar directamente en internet como el conocido Google Docs. Este nos permite trabajar directamente en la red sin necesidad de descargar los archivos con los que trabajamos.

En este sentido tenemos que podemos acceder a nuestros archivos directamente desde cualquier ordenador o dispositivo y trabajar directamente con ellos, de forma que siempre estamos en internet y no tenemos que dejar copia en ningún dispositivo físico. Muchos “fabricantes de Sofware” están apuntándose a esto, por ejemplo Office 365 nos ofrece un producto que trabaja únicamente en internet como el indicado anteriormente.

Como siempre tenemos desventajas y la principal es la evidente, si no tenemos conexión a internet no podremos realmente trabajar (pueden ajustarse para poder trabajar online y que se actualice al tener red, pero no todos pueden hacerlo).

¿Qué uso?

Lo que os guste más, mi recomendación es que intentéis usar los dos últimos métodos porque son los que os van a resultar más seguros y sencillos, aun así, si vais a algún lugar donde estáis seguro no hay conexión a internet nunca viene mal tener un Pendrive por si acaso.

10 comentarios
Deja un comentario
También puede interesarte